Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Jacobo Díaz: “Yo no digo que no tenga que haber AVE a tal sitio, sino que quizá puede esperar mientras reparamos nuestras carreteras"

Entrevista con el director general de la Asociación Española de la Carretera (AEC): "Por primera vez los ciudadanos empiezan a quejarse del estado del pavimento y a mirarlo con ojos de motorista, sorteando baches y grietas, porque hay elementos que dificultan la circulación, que antes se hacía de forma relajada y ahora hay que ir esquivando obstáculos".

Entrevista
Fuente -

Elaboración propia.

Jacobo Díaz Pineda, natural de A Coruña, fue nombrado director general de la Asociación Española de la Carretera (AEC) en septiembre de 2006. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, inició su trayectoria profesional en la citada entidad hace más de tres lustros al frente de la Dirección Técnica, convirtiéndose en director general adjunto en 2001.

Díaz Pineda es, también, presidente de la Federación Europea de Carreteras (ERF), una organización no gubernamental que actúa como plataforma para el diálogo, agrupando a los agentes viarios que operan en el ámbito europeo. En la actualidad, está integrada en la estructura organizativa de la Federación Internacional de Carreteras (IRF), actuando como su representante en el Viejo Continente.

Asimismo, Díaz Pineda también ostenta el cargo de presidente del Instituto Vial Ibero-Americano (IVIA), una asociación que ha logrado crear una red de colaboración entre los países iberoamericanos en aquellos ámbitos técnicos y profesionales vinculados con la infraestructura de las carreteras y el transporte.

Reconocido experto del sector viario, Díaz Pineda ha dirigido un buen número de investigaciones y estudios. Entre los más recientes, cabe destacar, por su alcance internacional, su papel como asesor en el desarrollo del Plan de Seguridad Vial para América Latina y Caribe, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la AEC. A comienzos de año, este proyecto fue galardonado por la Federación Internacional de Carreteras (IRF) con su galardón más importante, el Global Road Achievement Award.

Creador del "Tramo Blanco"

Jacobo Díaz Pineda también ha tenido un papel fundamental en la creación del concepto de Tramo Blanco, una innovadora metodología de la AEC que consiste en estudiar los tramos de carreteras en los que no se producen víctimas mortales. En la actualidad, esta metodología se está aplicando en las carreteras europeas gracias al proyecto Whiteroads. Asimismo, como experto de primera fila en materia de auditorías e inspecciones de seguridad vial, Díaz Pineda ha impartido numerosos cursos y seminarios sobre estas cuestiones en varias ciudades de todo el mundo.

El director general de la AEC también ha coordinado numerosos proyectos sobre las implicaciones medioambientales de la carretera, como el Observatorio de Buenas Prácticas Ambientales en Conservación de Carreteras o los Mapas de Interpretación del Medio Ambiente a través de la Red de Carreteras, conocidos como “Mimar”.

Con este bagaje, y desde su responsabilidad al frente de la AEC, de la ERF y del IVIA, Jacobo Díaz ha concedido una entrevista a la Fundación Laboral con motivo del informe presentado por la AEC la pasada semana, en el que afirmaba que el 72% del firme de las carreteras españolas presenta grietas en la rodada, antesala de deterioros más graves en las rodadas, un defecto que, si bien no supone ningún riesgo directo para la seguridad del tráfico, puede provocar importantes daños si se registran lluvias intensas, dado que el agua penetra en las grietas con efectos nefastos para las capas internas del firme. La situación se agrava en invierno, cuando el agua se congela, acelerando y agravando el proceso.

PREGUNTA.- ¿En qué escenario nos encontramos?

RESPUESTA.- Pues en la última década ha habido un deterioro desproporcionado de las carreteras españolas, agudizado por una gran crisis económica que se ha producido en muy corto periodo de tiempo y que ha afectado a todos los estamentos y a todas las esferas.

P.- ¿Y a qué se debe dicho deterioro? ¿A una reducción de las partidas presupuestarias destinadas a la conservación y explotación de carreteras?

R.- Bueno, por una parte sí, pero también a que ha habido un cambio de prioridades en el Gobierno: antes lo importante eran las carreteras y el objetivo era que todas las provincias estuvieran conectadas por ellas y ahora la prioridad es el AVE.

P.- ¿Y es eso un error?

R.- Yo no digo que la prioridad tenga que ser el AVE o no, sino que a lo mejor no es tan necesario ahora y que quizá hay otras cuestiones, como la conservación y el mantenimiento de nuestras vías, que se hacen más imperiosas, sobre todo porque su deterioro no es lineal, sino exponencial, es decir, que el daño que sufren cada vez es mayor, y lo que dejas de invertir hoy en ellas, se multiplica cada vez más por cada año que pasa.

P.- ¿La inversión pública está muy por debajo de la realidad de la red?

R.- Sí, por supuesto, como al 50%.

P.- ¿Cómo lo estimáis?

R.- Según todos los estudios y métricas, se tiene perfectamente calculado que una red viaria madura necesita una inversión anual de un 2% del valor patrimonial actual, que es de 85.000 millones de euros, lo que supondría un presupuesto de 1.700 millones anuales para conservación. Los nuevos presupuestos reflejan que serán 820 millones.

P.- ¿Cuál es la primera repercusión de todo esto?

R.- Pues lo que destacábamos en el informe del otro día: que el firme de las carreteras cada día está más deteriorado y que cada euro que no inviertes ahora se multiplica por mucho más cada año que pasa, y más aún como vengan años con mucha lluvia o temperaturas extremas como los que estamos viviendo últimamente. En vez de mantener y conservar, habrá que reconstruir y eso es carísimo.

P.- Y de inversión en vías nuevas, de eso ya ni hablamos, ¿no?

R.- Bueno, ahí no entramos ya en decisiones políticas sobre el dinero destinado a nuevas carreteras… Lo que de verdad nos preocupa es la escasa inversión dedicada a la conservación de unas carreteras por las que circula el 90% de las personas y el 85% de los transportes de mercancías. Es como crear un hospital y al año siguiente no tener para pagar la luz o renovar las sábanas de las camas o el mobiliario que se rompe. Al final creas un modelo ineficiente que no tiene recorrido.

P.- ¿Y los ciudadanos son conscientes de esta situación?

R.- Por supuesto, por primera vez empiezan a quejarse del estado del pavimento y a mirarlo con ojos de motorista, sorteando baches y grietas, porque hay elementos que dificultan la circulación, que antes se hacía de forma relajada y ahora hay que ir esquivando obstáculos.

P.- ¿Y además del aumento presupuestario, qué más se puede hacer al respecto?

R.- Nosotros trabajamos siempre en tres líneas que creemos fundamentales. La primera es que debes darle a la carretera el presupuesto modal que tiene y que necesita. Insisto, yo no digo que no tenga que haber AVE a Extremadura, sino que a lo mejor puede esperar a 2015, mientras reparamos nuestras carreteras.

En segundo lugar, proponemos una proposición no de ley para que se asocien directamente los montos de las carreteras a su valor patrimonial; que se evalúe su valor patrimonial y fijen un porcentaje; aquí no sirven las subidas del IPC; si has ido aumentando tu valor patrimonial con nuevas vías, debes aumentar también sus partidas para conservarlas en buen estado.

Y en última instancia algo que a priori suena un poco impopular, pero que ya está instaurado en otros países como Alemania y que funciona muy bien, y que consiste en aplicar el principio de que “quien contamina paga”, garantizando la libre circulación de vehículos hasta cierta cantidad de vehículos, pero a partir de una cifra, cobrar una tarifa plana. Es lo que se llama “pago por uso”, tarificar la movilidad, con tarifas especiales para los transportes de mercancías, por supuesto, que en principio serían los más perjudicados.

P.- Para terminar, en la Fundación Laboral creemos que a corto y medio plazo esta inversión es totalmente necesaria y que de hecho, se necesitarán profesionales especializados en la materia para trabajar en ello, razón por la que hemos lanzado este otoño un completo itinerario formativo compuesto por 12 cursos...  ¿Qué opina a este respecto? 

R.- Me parece fundamental seguir formando a los profesionales de este país, porque en los últimos cinco años se ha perdido muchísima materia gris de alto nivel, difícil de recuperar.

 

 

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ