Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Luis Vidal: "Ha habido un antes y un después en el mundo de la arquitectura y de las infraestructuras tras los atentados del 11-S"

Entrevista con el arquitecto que ha firmado la nueva Terminal 2A del Aeropuerto Heathrow de Londres: “Diseñar una terminal para el primer aeropuerto del mundo en tráfico internacional, que procese a veinte millones de personas anuales es, sin duda, un reto al que nos hemos enfrentado todo el equipo con esfuerzo, entusiasmo, dedicación y compromiso”

Entrevista
Fuente -

Elaboración propia.

A las 17.35 horas de la tarde del 4 de junio de 2014, un vuelo de United Airlines, procedente de Chicago, inaugurará la nueva Terminal 2ª del aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico internacional del mundo. Y su autor, el arquitecto español Luis Vidal, ha consolidado la internacionalización de su estudio con el diseño de esta nueva infraestructura, que disminuye un 40% las emisiones de CO2 y está diseñada para procesar a veinte millones de pasajeros anuales, una vez finalizada su construcción, en noviembre de 2013.

Luis Vidal estudió arquitectura en Greenwich (Reino Unido) donde se licenció con honores en 1994. Miembro del RIBA (Royal Institute of British Architects) desde 1995, se especializó principalmente en el diseño de aeropuertos e infraestructura de transportes.

Desde 1998 a 2001, fue profesor de diseño y proyectos en la Universidad Politécnica de Madrid (Etsam). En 1994 entra a formar parte de Lamela Arquitectos (L.A). Entre 1999 y 2003 fue director general en el estudio, del que se convierte en socio en el año 2000. Desde allí ejerció como director de Proyecto de la Nueva Terminal T4 del Aeropuerto de Madrid Barajas, desde su inicio en 1996 hasta su desarrollo completo en 2003. Fue también coautor y director del Nuevo Aeropuerto Internacional de Varsovia, y de otros 14 proyectos de aeropuertos, seis de los cuales resultaron ganadores en concursos internacionales.

Luis Vidal inicia su carrera independiente fundando en 2004 Luis Vidal + Arquitectos (LVA) y, un año después, consigue el primer premio en el Concurso Internacional del Nuevo Aeropuerto de Zaragoza, nominado y posteriormente finalista, para el premio Mies Van der Rohe 2009 y recientemente galardonado en la edición 2012 de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) por su acreditación Aenor en eficiencia energética.

Desde entonces, numerosos proyectos se han visto reconocidos con diferentes premios y galardones, como la arquitectura interior del Restaurante del Museo Reina Sofía (ganadora del Premio de arquitectura del Ayuntamiento de Madrid al mejor establecimiento comercial en 2005) o los Hospitales Can Misses en Ibiza y el Nuevo Hospital de Vigo en Galicia (Premio Future Health Project 2012 de la International Academy for Design and Health).

Destaca también en su trayectoria el Hospital Infanta Leonor (Madrid, 2007) en el que desarrolla un modelo de “Hospital del siglo 21”, concepto que implica el empleo de una arquitectura “curativa” que da prioridad a los usuarios y su bienestar, en oposición al modelo de diseños de dimensiones masivas predominante durante el siglo XX. Este modelo de “hospital aeroportuario”, tipología acuñada y creada por LVA, ha traspasado fronteras y se ha exportado a otros países. De hecho, LVA ha abierto recientemente una oficina en Chile para desarrollar el diseño en dos hospitales de nueva planta: el Biprovincial Quillota-Petorca y el Hospital Provincial Marga Marga.

Una nueva tipología de edificios del futuro: los puertos espaciales

Luis Vidal amplía su experiencia en el mundo de la arquitectura de transporte con el desarrollo de una nueva tipología de edificios del futuro: los puertos espaciales, gracias a su diseño para el puerto espacial de Front Range (Denver, Colorado), convirtiéndose así en el primer estudio de arquitectura español en diseñar un aeropuerto espacial.

Entre sus compromisos actuales, está trabajando en un proyecto emblemático, el Futuro Centro de Arte Botín, en Santander, coautor junto a Renzo Piano Building Workshop.

Luis Vidal ha sido nombrado comisario de la Propuesta EDIT=E, acrónimo de eficiencia, diseño, innovación y tecnología = España, que tendrá su primera muestra dentro del Año de España en Japón durante los años 2013 y 2014.

 

PREGUNTA.- ¿Qué ha supuesto para ti la realización del proyecto de la Terminal 2 de Heathrow? ¿Y para tu equipo?

RESPUESTA.- Diseñar la Terminal 2 de Heathrow ha supuesto una confirmación internacional de la trayectoria de Luis Vidal + Arquitectos (LVA), así como el reconocimiento global del estudio por su especialización en el ámbito de la arquitectura aeroportuaria. Diseñar una terminal para el primer aeropuerto del mundo en tráfico internacional, que procese a veinte millones de personas anuales es, sin duda, un reto al que nos hemos enfrentado todo el equipo con esfuerzo, entusiasmo, dedicación y compromiso. El resultado: una terminal memorable que piensa en el pasajero como usuario final y que ya se ha convertido en un edificio de referencia internacional, por su compromiso medioambiental y que entregaremos en fecha y presupuesto el próximo mes de noviembre. Tras siete años de trabajo, ya hay fecha para su inauguración oficial el 4 de junio de 2014.

P.- ¿Puedes hablarnos un poco de tu formación y trayectoria profesional?

R.- Soy arquitecto por la Universidad de Greenwich y socio del RIBA (Royal Institute of British Architects) desde 1995. Ya en mi trabajo de fin de carrera me decanté por investigar en torno a esta tipología de edificios: los aeropuertos... Desde entonces mi experiencia y especialización en proyectos aeroportuarios me llevó a ser el director de proyecto de la T4 de Barajas, autor y director del Aeropuerto de Varsovia y, más tarde, a fundar mi propio estudio: Luis Vidal + Arquitectos (LVA) en 2004. Un año después de emprender este nuevo rumbo, conseguimos el primer premio en el Concurso Internacional del Nuevo Aeropuerto de Zaragoza, Finalista para el premio Mies Van der Rohe 2009.
Nuestro estudio se ha distinguido por la especialización en el sector de los transportes, concretamente en la construcción de aeropuertos, ámbito en el que estamos considerados como expertos en el ámbito mundial. Y este reconocimiento internacional se ha materializado en nuestro diseño para la nueva Terminal T2a del Aeropuerto Heathrow en Londres.
También hemos obtenido notoriedad en el ámbito de la arquitectura sanitaria, en la que hemos vertido toda nuestra experiencia procedente del sector del transporte. Hemos definido las claves del hospital del siglo XXI en los proyectos del Hospital Infanta Leonor (Madrid), y en el Hospital Can Misses de Ibiza, o el Nuevo Hospital de Vigo, que recientemente obtuvo en Kuala Lumpur el Premio al Mejor Hospital del Futuro, otorgado por la Academia Internacional de Diseño y Salud.
Y esta especialización, lejos de conferirnos rigidez, nos ha dado libertad para experimentar con otras escalas: podemos estar pensando en un masterplan y estar al mismo tiempo trabajando en el diseño de un grifo. Creo que esta flexibilidad hace de nosotros un estudio atípico que se plantea el urbanismo, la edificación y el diseño de producto desde una misma perspectiva responsable, ética y multidisciplinar.

P.- ¿Y de tu equipo? ¿Cuántas personas lo integran? ¿Qué perfiles tienen?

R.- Entiendo la arquitectura como un trabajo en equipo en el que es fundamental la multidisciplinariedad. Más que un estudio de arquitectura, LVA es un espacio de creación, desarrollo y diálogo en el que convive una plantilla internacional de arquitectos con una sólida formación y experiencia en diversas disciplinas y escalas (urbanismo, edificación y diseño industrial). En LVA hay más de 65 profesionales, apoyados por una amplia red de consultores externos. La media de edad del equipo es muy joven, en torno a los 35 años, pero lo importante es que nos consideramos una gran familia, en el que el sistema de trabajo es en equipo y las decisiones se toman por consenso.

P.- ¿Habéis notado la crisis?¿Qué habéis hecho para reinventaros? ¿Hacia dónde os estáis orientando?

R.- Como todas las empresas españolas, hemos notado la crisis, especialmente porque nuestro estudio está orientado a grandes infraestructuras públicas de transporte y sanidad, que requieren grandes dosis de inversión pública. Pero precisamente nosotros, que diseñamos aeropuertos, tenemos muy presente en nuestra práctica diaria que actualmente las fronteras entre los países cada vez son más difusas y que la globalización ha favorecido el intercambio creativo. De hecho, nosotros mismos, Luis Vidal + Arquitectos, estamos en una fase de expansión de nuestra práctica hacia el continente americano. La internacionalización ha sido la clave para afrontar esta etapa de crisis.

P.- ¿Cuántos proyectos tenéis ahora mismo entre manos? ¿Puedes adelantarnos o anunciarnos alguno?

R.- En esta década de vida del estudio hemos realizado más de 80 proyectos en todas las escalas: urbanismo, arquitectura y diseño industrial.
Mientras atravesamos la recta final de las obras de la T2a de Heathrow, estamos embarcados en trabajos muy diferentes. En el ámbito de la arquitectura sanitaria, estamos actualmente supervisando dos de nuestros proyectos, ambos en fase de construcción: el Hospital Can Misses de Ibiza y el Nuevo Hospital de Vigo. Además, hemos abierto oficina en Santiago de Chile para exportar nuestro modelo de “hospital aeroportuario “, tipología acuñada por el estudio, en el diseño del Hospital Biprovincial Quillota-Petorca y el Hospital Provincial Marga Marga en Chile. También estamos muy volcados en un proyecto emblemático, el Futuro Centro de Arte Botín, en Santander, del que somos coautores, junto a Renzo Piano Building Workshop.
Además estamos desarrollando las bases para una nueva tipología de edificios de transporte: los puertos espaciales. LVA formulará los conceptos arquitectónicos y el diseño para el desarrollo del puerto espacial de Front Range (Denver, Colorado), como arquitectos asociados a la empresa de ingeniería y arquitectura norteamericana HDR.

P.- ¿Puedes contarnos un poco cuáles crees que son las tendencias actuales en lo que se refiere a diseño arquitectónico?

R.- En primer lugar, se ha producido una profesionalización del sector de la arquitectura, tanto en España como en países avanzados.
Desde el punto de vista de las infraestructuras, ha habido un antes y un después en el mundo de la arquitectura y las infraestructuras tras los atentados del 11-S: se han revisado los reglamentos, reforzado las normativas, y actualmente reviste gran importancia la seguridad. Por otro lado, también existe un reclamo de sostenibilidad y de minimizar la huella ecológica que conlleva el planteamiento y construcción de un edificio.
Concretamente, en LVA defendemos un modelo de arquitectura flexible, funcional y social, siempre puesta al servicio del usuario y su bienestar. Una arquitectura responsable desde el punto de vista de económico, social y medioambiental.

P.- ¿En qué medida están influyendo los criterios de sostenibilidad y la ahora ya instaurada (desde el 1 de junio) certificación energética?

R.- Considero que actualmente se abusa en exceso del término sostenibilidad y se le ha dotado en ocasiones de un contenido más mediático que real; yo prefiero hablar de responsabilidad. Debido a mi formación anglosajona en que esta idea está arraigada desde hace años, nuestro estudio fue uno de los pioneros en España en articular el sistema de trabajo desde la perspectiva de la sostenibilidad y ese es nuestro punto de partida a la hora de concebir todos nuestros proyectos, independientemente de su escala, ya sea un plan de urbanismo, un edificio o un objeto.

Estos certificados de sostenibilidad están regidos por parámetros que se convierten, mediante su cumplimiento, en una herramienta muy útil para establecer mecanismos de trabajo encaminados a crear proyectos responsables y de alto compromiso medioambiental. Como consecuencia de ello, nuestro esfuerzo busca su concreción en alcanzar las certificaciones de sostenibilidad que hoy en día existen, como son la certificación Leed del U.S. Green Building Council de Estados Unidos y la certificación Breeam, desarrollada en Reino Unido y aplicada en el resto de Europa. De hecho, el proyecto Campus Palmas Altas y el edificio del Palenque, desarrollados por LVA en régimen de coautoría con Rogers Stirk Harobour Partners (RSH+P), han obtenido la precalificación LEED Platino y LEED Oro respectivamente.

Nuestro compromiso con el medio ambiente se puede observar en muy diversos proyectos, como la nueva Terminal T2a de Heathrow, que aspira a convertirse en el aeropuerto europeo más sostenible al ser un diseño que  permite reducir en un 40% la emisión del CO2 o en Mood para Noken, una línea de grifería con conciencia ecológica que promueve el consumo responsable de agua.

P- ¿Hasta qué punto crees que es importante la formación para los trabajadores del sector de la construcción? En la Fundación siempre pensamos que los trabajadores que se reciclen y los más y mejor formados serán los que tengan más posibilidades de encontrar un empleo o de mejorar el que tienen... Y para ello creemos que es muy importante la especialización... ¿Qué opinas al respecto?

R.- Sin duda, España sigue estando en la vanguardia de la arquitectura mundial y así se reconoce fuera de nuestras fronteras. La formación de los arquitectos españoles es muy completa; la repercusión que siguen teniendo nuestros trabajos es la mejor prueba de ello. Tal vez en otro tiempo sería impensable que un arquitecto español firmara la terminal de Heathrow, el primer aeropuerto del mundo en tráfico aéreo internacional…
Sí hay algo que recomendaría tanto a estudiantes como a profesionales de la arquitectura y de la construcción: que pasaran alguna temporada en el extranjero para nutrirse de otras perspectivas, otras maneras de trabajar y enriquecer así su punto de vista. En mis años universitarios en Greenwich aprendí el valor del trabajo en equipo y la importancia de apoyarse en otras disciplinas, aspectos que me han acompañado desde entonces y hoy son las piedras angulares de nuestro estudio. Allí no importaba el lugar de nacimiento, sino el talento o la creatividad. Pienso que hay que tener una mirada amplia: las fronteras no deben constreñir.
Y estoy de acuerdo en que formación y especialización, unido al trabajo en equipo y la transdisciplinariedad, favorecen la competitividad en los mercados.

P.-La mayoría de las grandes empresas del sector están saliendo fuera y optan por la internacionalización ante la escasa inversión pública en España... ¿Crees que la internacionalización es una buena alternativa?

R.- Como ya te comenté, precisamente la clave de nuestro ascenso ha sido la internacionalización. No hay mejor manera de ilustrar nuestro despegue que con el diseño del puerto espacial, convirtiéndonos en el primer estudio de arquitectura español en diseñar esta nueva tipología de edificios de transporte.
 

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ